12 tips para reducir costes en hostelería

12 tips para reducir costes en hostelería

Si tienes un negocio de hostelería y te cuesta llegar a fin de mes, debes tener claro que puedes tomar medidas para reducir costes y por ello conseguir que tu negocio tenga algo de aire para poder seguir funcionando sin problemas.

Eso sí, estas técnicas no solo las deberás llevar a cabo tú, sino que las tendrán que llevar a cabo todos los empleados que trabajen en el negocio de hostelería. De nada sirve que uno luche por reducir gastos, cuando el resto no lo hacen.

Consejos para ahorrar en un negocio de hostelería

– Si eres de los negocios que apuestan por la publicidad y no llegas a fin de mes, reduce este gasto lo máximo posible. Antes de realizar el recorte en publicidad, investiga que es lo que más clientes te aporta y quédate con ese apartado. Además, puede ser interesante dejar un poco de lado la publicidad en revistas o periódicos y pasarte a la digital. Este tipo de publicidad te aportará muchos clientes y el coste será mucho más reducido.

– No enciendas las cosas hasta que realmente las necesites. Por ejemplo, no enciendas la plancha o los fuegos de gas hasta que no entren los primeros clientes y veas que realmente los vas a usar. Si los enciendes antes de tiempo estarás tirando energía y dinero a la basura.

– Con el tiempo te darás cuenta de que crear una carta muy extensa es un error. Por tener una carta muy grande no van a ir más clientes. Es mejor centrarse en unos buenos platos que no en muchos y malos. Además, si reduces la carta, tendrás que comprar menos alimentos, lo cual te ayudará a reducir costes de manera importante.

– Invitar siempre suele dar sus frutos. Normalmente, cuando invitas a un cliente o amigo, el mismo vuelve en otras ocasiones y consume, por lo que a la larga sales ganando. Eso sí, no abuses mucho de esta tendencia, la cual puede provocarte pérdidas importantes si no haces estas invitaciones con control.

– Ahorrar en gastos de suministro es realmente muy importante. Para conseguir ahorrar, tu como tus compañeros de trabajos tenéis que ser conscientes de que solo hay que dar la luz, el gas o el agua cuando realmente sea necesario. Lo importante es conseguir reducir las facturas, para conseguir llegar lo mejor posible a fin de mes.

– Si necesitas comprar maquinaria para tu negocio, no lo dudes y cómprala por internet. A través de las tiendas online podrás comprar la mejor calidad a cambio de los mejores precios. Puedes apostar por portales especializados como éste. Portales como ese te permitirán disfrutar de un precio muy económico para todas y cada una de tus compras y tendrás la seguridad de estar comprando un producto de máxima calidad. Siempre compra en tiendas que te den seguridad. Y ten en cuenta que si compras por internet, podrás ahorrar mucho dinero.

– Si notas que tus empleados no ahorran todo lo que es necesario, puede ser una buena idea que los mentalices de lo importante que es ahorrar.

– La compra de comida es un gasto muy elevado. Si estás buscando una manera de ahorrar dinero, puede ser una muy buena idea investigar el mercado y ver si realmente tu proveedor de alimentos te está ofreciendo buenos productos a unos precios competitivos. Si notas que los precios son elevados, coméntaselo para negociar los precios. Siempre debes buscar la mejor calidad precio del mercado.

– Ten mucho cuidado a la hora de tirar comida. Ten en cuenta que cada vez que tiras comida a la basura, estás tirando dinero a la basura. Siempre intenta hacer un buen inventario para comprar los alimentos que realmente necesitas.

– Premia a tus trabajadores cuando ahorren. Los premios te costarán dinero, pero a cambio tus trabajadores producirán más y ahorrarán más.

– Es muy importante que controles el tamaño de las porciones. No debes ser ni demasiado tacaño ni demasiado generoso. Si eres demasiado tacaño, las opiniones sobre tu negocio serán muy negativas y los clientes no te visitarán. En cambio, si eres muy generoso, esto te hará sufrir un sobre coste, el cual puede provocar que tu negocio finalmente vaya a la ruina. Controla las porciones y tendrás éxito (fuente: Emprendedores.es).

– Estudia el coste y el beneficio de cada plato que ofreces a tus clientes. Si notas que un plato te está dando pérdidas, no lo dudes y retíralo de la carta. No hay nada peor para un negocio de hostelería que ofrecer platos que suponen pérdidas para el negocio. Si no te llegan las cuentas, no lo dudes. Solo vende platos que te permitan obtener beneficios.