Claves para crear un ecommerce de zapatos online

Claves para crear un ecommerce de zapatos online

Si desde hace algún tiempo tienes en mente abrir una tienda electrónica de zapatos, hoy conocerás todo lo necesario para comenzar a desarrollar tu propio proyecto. Internet es un nicho de negocios muy provechoso, pero debemos tener bien claras las reglas del juego que nos propone. ¿Comenzamos?

Para tener una idea

En los últimos años, las ventas de zapatos por los canales tradicionales han sufrido un descenso considerable. Las grandes cadenas distribuidoras, los almacenes o los comercios independientes han visto reducida su cuota de ventas a un ritmo lento pero preocupante. Ahora bien, si dirigimos nuestra mirada a la venta de calzado online, observaremos que sucede todo lo contrario, las ventas se han disparado y el volumen de negocio crece cada vez más. En conclusión, las nuevas oportunidades de negocio se encuentran en la red de redes, y lo mejor de todo es que apenas necesitaremos una inversión inicial.

El mercado en la actualidad

Para realizar un estudio de mercado de la venta de zapatos online, basta con dirigirnos a Google y consultar los resultados de búsqueda más destacados del sector. Si insertamos las palabras “comprar zapatos en España”, veremos que existen casi 3000 búsquedas al mes. ¿Quiénes destacan de la competencia?

Pues a primera vista encontramos algunas webs como Ulanka, Spartoo, Zalando o Sarenza. Cada una de estas webs pueden ofrecernos algunas claves importantes para nuestro negocio.

Crear un ecommerce de zapatos online

Fuente de la imagen: Ulanka.com

¡Diferénciate!

La idea principal a la hora de estudiar la competencia del sector, es establecer aquellos “puntos flacos” o carencias que posean cada uno de estos negocios. De esta manera podríamos aprovechar estas oportunidades y desarrollar un negocio que ofrezca algo mejor. Aunque al comienzo sea un poco difícil destacar por encima de estas webs que ya cuentan con cierto prestigio, al menos estaríamos marcando una diferencia muy provechosa.

En este sentido, si nos dedicásemos a vender calzados fabricados exclusivamente en España, podríamos entrar en contacto con las empresas productoras, ofrecer nuestros productos con mayores facilidades, brindar la opción de devolución, facilitar alguna herramienta que pudiese medir el pie del cliente, e incluso, no cobrar los gastos de envío (algunas webs no cobran este servicio si la compra supera un determinado monto, mientras que otras ofrecen productos a precios muy elevados). La clave está en encontrar el punto de diferenciación. Recuérdalo.

Cómo empezar: las ventas

Realicemos un pequeño estimado de las ventas que obtendremos en las primeras fases de nuestro negocio. Evidentemente, para tener ventas, los usuarios de la red deberán acceder a nuestra tienda, y para ello, necesitaremos dominar un concepto muy importante dentro del comercio electrónico: las visitas. Una visita puede convertirse en una compra, y por ello, es de vital importancia llevar a cabo una estrategia de posicionamiento en los buscadores y las redes sociales.

Si nuestro negocio es capaz de ubicarse entre las primeras posiciones para el criterio de búsqueda propuesto anteriormente (“comprar zapatos en España”), estaríamos obteniendo de esa manera un promedio de 220 visitas a nuestra tienda de manera mensual, lo que sumado con otras combinaciones similares de búsqueda, nos llevaría a obtener un total de 500 visitas mensuales.

Este tráfico inicial deberá complementarse además con una adecuada campaña de marketing en las redes sociales. Facebook, Twitter o Google+ son espacios repletos de oportunidades para colar nuestro negocio y aumentar el número de visitas. Por ejemplo, digamos que en total, nuestro portal recibe unas 1000 visitas de carácter mensual, suponiendo que al menos un 16% de esas visitas se traduzcan en compras reales, estaríamos contando con unas 160 compras al mes en nuestra tienda.

Finalmente, y estableciendo que el promedio de las compras se ubica sobre los 50 euros, nuestra tienda electrónica estaría reportando unos 8000 euros en los primeros meses.

Cómo empezar: la inversión

Una de las ventajas que nos ofrece este tipo de negocios es que no necesitamos depender de un espacio físico o local para realizar las ventas, aunque en cambio, deberemos realizar una fuerte inversión en el área informática. Contratar un equipo de programadores y diseñadores de calidad es un aspecto básico cuya inversión oscila entre los 20.000 y los 90.000 euros. A lo anterior debemos sumarle el presupuesto de la inversión inicial para nuestros productos, además del material informático necesario para comenzar (fuente: entrepreneur.com).

Generalmente, la inversión inicial para una tienda online de zapatos no suele ser tan considerable. Además, si prescindimos de un local y decidimos comenzar con un stock pequeño, el impacto de las bajas ventas no nos afectará tanto. Si por otro lado, decides alquilar un local e imponerte con fuerza entre la competencia, necesitarás contar con una fuente externa de financiación, como pueden ser las subvenciones, los créditos bancarios y préstamos.