¿Es conveniente contratar un servidor dedicado para una tienda online?

Cada vez son más los emprendedores que deciden crear una tienda virtual en internet, con el objetivo de conseguir muchas más ventas para su negocio físico o simplemente porque quieren emprender un nuevo proyecto que les ayude a superar su situación laboral, consiguiendo unos ingresos que les ayude a vivir. Aunque existen muchos pasos que dar a la hora de crear un ecommerce de éxito, como el diseño de la página, el servicio que vas a prestar, o los propios productos que pones en venta, el hosting es un pilar fundamental y son muchos los que pasan por alto este detalle, decantándose siempre por la opción más barata de todas. En este artículo te vamos a contestar a la pregunta de que si es conveniente contratar un servidor dedicado para una tienda online y todo lo que debes saber sobre este hosting.

Hosting dedicado para una tienda virtual

Cuando creamos una tienda online, lo que buscamos es tener el máximo de ganancias posibles sin tener que aportar demasiado dinero de nuestro capital. El problema de reducir gastos, es que puede notarse después en lo que ofrecemos a la clientela, y esto se hace notar casi al momento. Si tenemos en mente un proyecto de gran envergadura, tenemos que invertir tanto tiempo, trabajo y esfuerzo en conseguirlo, pero con unas herramientas deficientes o que no nos dan la garantía total de satisfacción, puede conseguir que todo se vaya al traste.

La contratación de un hosting dedicado para nuestra ecommerce es una de las premisas que debemos plantearnos, por todos los beneficios que puede aportar a largo plazo en nuestro negocio. Lo primero que tienes que saber es en qué consiste el hosting dedicado y que lo diferencia del resto.

¿Qué es el alojamiento dedicado?

Cuando hablamos del hosting dedicado, nos referimos a un tipo de alojamiento en el que tendrás todo el servidor para tu tienda online, en este proveedor no se encontrarán proyectos de otros usuarios ni de la propia empresa, por lo que todo lo que pueda ofrecerte dicho hosting es completamente tuyo y no tendrás que compartirlo con nadie. El hardware que has contratado podrás usarlo y no tendrás contratiempos referidos a bajadas de velocidad de la RAM, memoria en el disco duro, ni tampoco problemas relativos a la seguridad, ya que, en muchos casos, cuando tienes un alojamiento compartido, si a uno de los proyectos que se encuentran en el servidor que compartes, le entra un virus, puede afectar a tu tienda y por lo tanto, también a tus ventas o usuarios.

El problema que muchos emprendedores pueden encontrar en este tipo de proveedores de hosting es que se trata de una opción que, de primeras, puede parecer caro, pero viendo los pros y los contras, conviene hacer esta inversión para mejorar la calidad de tus servicios. Para que puedas hacerte una idea, puedes consultar los mejores precios en esta comparativa de alojamientos web.

Seguridad del hosting dedicado

Uno de los puntos fuertes es la seguridad que dará el hosting dedicado a la protección de datos del usuario. Si cuentas con un alojamiento compartido, puede existir el caso de que cualquier tipo de malware o de ataque de un hacker pueda hacer que pierdas todos los datos o que sean sustraídos en beneficios de terceras personas, encontrándose entre estos los números de tarjetas de crédito, cuentas de correo con sus contraseñas, entre otros aspectos importantes. Todo esto puede hacer que tu ecommerce caiga rápidamente, haciendo que los clientes no confíen ni en ti ni en tu tienda virtual, por lo que empezarás a tener pérdidas enormes y que difícilmente podrán volver a levantarse.

Cuando los clientes tienen la seguridad de que están comprando en un portal en el que no van a tener riesgo de perder sus cuentas de correo, o que van a encontrarse con sustos en sus tarjetas de crédito, tendrán la tienda online como un lugar de confianza y que seguramente, cuando necesiten comprar otro producto, se decantarán por tu negocio en vez de otro, y esto solo te lo dan los mejores hostings.

Otros aspectos a tener en cuenta del alojamiento dedicado

Aunque lo hemos nombrado muy por encima en otro apartado, la velocidad con la que se mueve la página será muy importante, puesto que, si quieres comprar un producto y tardas mucho tiempo en cada uno de los procesos, es muy probable que la gente termine por aburrirse y cambiar de tienda para adquirir lo mismo, aunque les salga más caro. El hosting dedicado te ofrece toda la velocidad que necesitas y con una transferencia de datos igual de acelerada, debido a que todo el potencial del servidor, se dedica a tu proyecto.

Quizás uno de los problemas que se pueden encontrar en estos hostings es que cuando contratas uno, debes de empezar con él desde cero, requiriendo unos conocimientos avanzados sobre programación, que te ayudarán a instalar un sistema operativo fiable, como también montar todo lo necesario para que tu proyecto empiece a cobrar forma. Aunque en un principio puede parecer un poco lioso y requerirá mucho trabajo, es conveniente que sepas que luego tendrás muchas opciones interesantes, como la instalación de todo tipo de software que podrán potenciar y mejorar tu ecommerce, además de otras herramientas que facilitarán la adaptación y optimización de la misma, consiguiendo crear un gestor de control mucho más práctico y completo que lo que podrías conseguir en uno compartido, ya que por lo general, te capan la posibilidad de añadirle el software que quieres, o no tienes tantas opciones de personalización.