Qué tipo de hosting web es el más adecuado para tu tienda online

Ahora que ya has decidido crear una tienda online, una de las decisiones más importante que debes tomar es que hosting vas a contratar. Debes saber que no todas las opciones son iguales. Para ayudarte, te voy a mostrar los diferentes tipos de hosting que existen. Así podrás contratar el que realmente te interesa.

Hosting compartido

Estamos ante la opción más usada normalmente. Este tipo de alojamiento ofrece un precio económico y nos permite alojar la web sin problemas y con bastante capacidad de almacenamiento. Si la tienda online no va a recibir demasiadas visitas, puede que sea una opción interesante. Si te interesa, te invito a conocer información del mejor hosting WooCommerce España. No solo cuenta con precios muy competitivos, sino que además te ofrece la máxima seguridad. Puedes estar seguro de que con este tipo de alojamiento la tienda online estará operativa en el 99.99% del tiempo.

El problema del hosting compartido es que el espacio como la banda ancha la tendrás que compartir con otras webs. Normalmente no hay problemas, pero si quieres más exclusividad, entonces tendrás que apostar por otras opciones que te mostramos a continuación.

Hosting dedicado

En mi opinión es la mejor opción a la hora de alojar una tienda online. Es verdad que el precio es ligeramente superior, pero a cambio obtendrás la seguridad de que el espacio como el ancho de banda solo serán aprovechados por tu web. A esto hay que añadir que tendrás el control del servidor, es decir, podrás hacer lo que quieras con el mismo.

A cambio de tener estas ventajas, debes saber que tendrás que pagar una cuota mensual mas elevada que con la opción del hosting compartido, a la vez que tendrás que saber como gestionar el servidor. Si no sabes como hacerlo, a parte tendrás que contratar los servicios de un profesional para que te lo gestione.

Pero te puedo asegurar que, si realmente quieres crear una web profesional y dar una buena imagen, esta opción es la más acertada.

VPS

El VPS o servidor privado virtual es la opción intermedia entre el hosting dedicado y el hosting compartido. En este caso, debes tener claro que no estamos ante un servidor físico, sino ante un servidor que es una máquina virtual.

La principal ventaja es que tendrás una parte del servidor, la cual podrás manejar a tu antojo. Eso sí, al ser solo una parte, el potencial del servicio será mas pequeño. Pero en muchas ocasiones puede ser más que suficiente.

Las desventajas de esta opción es que el precio sigue siendo elevado, aunque mucho más bajo que el precio del hosting dedicado. Pero si tu proyecto necesita calidad, entonces no te debe importar pagar un poco más de dinero.

Vps basado en la nube

Si estás buscando que el proyecto esté siempre operativo y no tenga caídas de servicio, esta opción te vendrá muy bien. Es una de las opciones más usadas por los grandes ecommerce.

Con este sistema el hosting se adaptará a las necesidades de la web. Esto quiere decir que se irán sumando recursos según la web los necesite. Y todo ello sin ningún tipo de migración. A su vez, normalmente la web está alojada en diferentes servidores. Esto hace que, si un servidor deja de funcionar, la web seguirá funcionando, gracias a que otros servidores te seguirán dando servicio.

El precio es bueno, teniendo en cuenta la calidad del servicio. El único pero es que en ocasiones el precio puede ser más elevado, sobre todo si hay un repunte de recursos y de ancho de banda.