Por qué son necesarias jornadas de team building

Por qué son necesarias jornadas de team building

Los empleados y trabajadores son los engranajes que hacen funcionar todo el mecanismo que pone en marcha tu empresa. Sin ellos, difícilmente podrás conseguir el existo que buscas, como tampoco mejorarían las ventas o los servicios prestados. Estos no solamente son importantes individualmente, sino que deben de saber cómo trabajar en equipo, dejando de pensar de manera independiente para que puedan hacerlo a favor de un proyecto común y enfocado al negocio. Si quieres conseguir esto, es mejor que conozcas qué son las jornadas de team building y por qué son tan necesarias.

¿Qué son las jornadas de team building?

Cuando se empieza a formar un grupo de trabajo en cualquier empresa, estamos contratando o adquiriendo los servicios de personas que tienen su propia vida, y con esta, sus intereses y diferencias, que hacen que trabajar en un proyecto se mueva por deseos personales de cada uno, haciendo que, en el momento de que se tenga una idea diferente a la de otra persona, pueda salir perjudicado el proyecto por estos desencuentros. Las jornadas de team building, como podemos ver en ViviendoDelCuento.net buscan cohesionar al grupo para que lo que importe de verdad sea el proyecto en común que se quiere llevar a cabo, que esta unión sea palpable y que se dejen de lado las diferencias que pueda haber en el grupo de trabajo para que todos hagan su papel en la empresa, o simplemente que estas diferencias puedan convertirse en un punto importante para la mejora.

¿Por qué son necesarias?

Tal y como se suele decir, la unión hace la fuerza, y esto en una empresa se nota. Cuando todos los trabajadores que realizan un mismo proyecto, no trabajan coordinadamente, sin organizarse y prácticamente sin hablar entre ellos, se llega a un punto en el que el proyecto puede salir adelante, pero quizás no tan bien como se tenía pensado, ni con los beneficios que podría sacar. Trabajar juntos es un fin común y que conseguirá que todos rindan mejor y que la empresa salga adelante. En estas jornadas de team building, como leemos aquí, se puede conseguir que los objetivos que nos hayamos puesto para dicho proyecto, vean duplicados o triplicados sus beneficios cuando se trabaja bien, por eso se trabajan ciertos aspectos como los que te hablaremos a continuación.

Sinergia

Cuando hablamos de sinergia lo que nos referimos es que cada uno de los miembros de un equipo de trabajo realicen su labor por el bien de la empresa o del proyecto en el que están inmersos. Para esto es importante que se sientan cómodos y que vean que lo que aportan sirve de algo, evitando que exista una figura de líder duro e implacable. Se debe permitir que el trabajador pueda tener fallos, para que de esta manera sepa, por el mismo, como corregirlos. Esto lo que consigue es que en la persona se produzca un aprendizaje que le ayudará en futuras tareas.

Coordinando el trabajo

Es importante eliminar la figura del jefe o de la persona superior en el equipo de trabajo, haciendo que todos sean iguales y que, puedan hablarse los unos a los otros como tales. En vez de un líder, lo que debe de haber es un coordinador de grupo, una persona en la que confiar y la que dirija todo el proceso. El papel de coordinador deberá consistir en velar por los intereses del equipo y del proyecto, haciendo que todo marche como es debido.

Diversidad

Para llegar a un fin común, hay veces que es recomendable dar varias vueltas antes de conseguir los objetivos que nos hemos marcado. En ocasiones, tenemos muy bien claro el punto y final, el objetivo principal, pero no sabemos llegar hasta él porque no tenemos los medios, o pensamos que no los tenemos y nos quedamos bloqueados. En las jornadas de team building te enseñan a escuchar a los compañeros, ya que ellos pueden tener la respuesta que estabas buscando, pero que antes no le dabas la importancia. Esta diversidad de opiniones no solo hará que la persona se sienta escuchada y que cumple un papel importante en la empresa, sino que también ayudará a mejorar la forma de conseguir el éxito.

Crecimiento individual

Cuando trabajamos en grupo, estamos adquiriendo nuevos conceptos y conocimientos de un tipo de trabajo o idea. Si conseguimos abrir la mente, ser más comprensivos y tener confianza en el resto del equipo, conseguiremos que todos dejen un pedacito de sus ideas de sus opiniones, y de sus propias experiencias, lo que conseguirá que el trabajo se realice mejor y que, cuando este ponga su punto y final, se consiga un crecimiento personal e individual de la persona que haga que, cuando se forme de nuevo un grupo de trabajo, se haga con alegría y optimismo.